Generación Z: lo que las marcas empiezan a saber

Esta generación ha recibido varios nombres, posmilénica centúrica, generación Z… Aunque algunos prefieren ser llamados “súper creativos”, sobre todo por la era en que les ha tocado nacer: de 1995 a la fecha. Son los chicos para quienes Internet es algo natural y totalmente parte de sus vidas. Podrá parecer simple, mas no lo es, porque todo esto influye en la manera en que consumen y cómo perciben el mundo, incluyendo marcas y publicidad.

Internet, marketing y generación Z

Las redes sociales, el Snapchat (que dicho sea de paso, es usado por más de la mitad de estos chicos), los trending topics, los influencers, son pan de cada día para esta generación. Y esto también conlleva el uso de apps y su enorme habilidad para gestionarlas, manipularlas, hacer cosas que los adultos hoy en día a veces no llegan a entender. Usan todos estos medios no solo para divertirse haciendo face swap, sino también para enarbolar banderas ambientalistas, lo cual la convierte, sin duda, en una generación única a diferencia de sus antecesoras.

Si bien esto podría parecer a muchos como “cosas de chicos”, no hay que apresurarse: representan un mercado importante al cual poner atención. Y al puntualizar sus habilidades en Internet, esto significa que es fundamental ir a su paso para poder alcanzarlos. Hoy más que nunca la creatividad está en todos lados, a borbotones, razón por lo cual es imprescindible que ellos descubran en las marcas lo inesperado, incluso lo alocado, algo que los conecte y mejor aún, enganche.

La generación Z se vale de sus contactos y comparten contenidos en Pinterest

Hiperconexión: cuando apenas nos acostumbrábamos a buscar una página web en Google, la generación Z se vale de sus contactos y lo que comparten en Pinterest, así como lo que es tendencia en Twitter, lo último posteado por influencers que siguen en YouTube o lo que hay en Instagram. Esto significa que si tu marca no está en todos estos frentes, de forma atractiva, estás fuera. Además, la interacción es básica para ellos, quienes no tienen miedo en emitir sus opiniones sobre lo que sea. Las campañas y challenges (como la de #ChipotleLidFlip) pueden tener un éxito avasallador.

La generación Z está al tanto de todo: para ellos la información no es algo abrumador, sino algo de lo que están al pendiente todo el tiempo. Ya se trate de política local o mundial, el último meme de cierto artista, la guerra en un país lejano, la crisis medioambiental, en fin, lo saben todo y su nivel de conocimiento y percepción es elevado… aunque parezcan estar en su mundo. Y esto se traduce en que se sentirán atraídos por una campaña inteligente, ingeniosa.

Una campaña y filosofía inclusiva para una generación inclusiva: ya sea en cuanto al género, identidad o preferencia sexual, credo, raza, etc., es un must para estos chicos. Por supuesto, es imperante que las marcas que enarbolen la bandera de la inclusividad al hacer marketing o campañas realmente lo respalden con hechos… o se irán con la competencia (porque en estos tiempos todo sale a la luz).

En suma, pueden ser controversiales, pensar diferente, estar en todo, pero es la generación actual. Y para estar en sintonía con ellos y atraerlos a tu marca, es importante ponerse en sus zapatos, pensar en el propósito de tu marca y claro, tomar en cuenta este vistazo para saber conectar con su mundo.